3 de enero de 2018

Reducen domiciliaria de "Caballo" Suárez

E l fiscal Gerardo Pollicita apeló el arresto domiciliario del sindicalista de los marítimos Omar Suárez, quien fue autorizado por el juez Luis Rodríguez a dejar la prisión de Marcos Paz para alojarse en una lujosa residencia de Olivos, que sería propiedad de su hija.

El fiscal cuestionó la evaluación que hizo Rodríguez sobre la adicción al alcohol del ex titular del gremio de los marítimos, acusado de liderar una presunta asociación ilícita para extorsionar a empresarios y administrar de modo fraudulento la obra social del sindicato.

Además, Pollicita pidió que se prohíba "el ingreso de bebidas alcohólicas" al domicilio actual de Suárez, donde pasó Año Nuevo, luego de que el viernes, tras el inicio de la feria judicial de verano, el juez Rodríguez le concediera el arresto domiciliario. También pidió que haya registro directo de los ingresos y egresos a la vivienda, con nombre, apellido y número de documento, fecha y horario de la visita.

Si bien el juez ordenó que se le colocara al detenido una tobillera electrónica, Suárez salió del penal sin este requisito. En la tarde del martes, Rodríguez accedió a los pedidos, y ordenó todas las medidas que reclamó Pollicita para custodiar la prisión domiciliaria.

Al excarcelarlo, el juez Rodríguez consideró cierto que el sindicalista sufre de alcoholismo desde hace casi tres décadas, y que tomaría casi cinco litros por día.

"Sin perjuicio de la impresión personal que el imputado haya causado sobre el juez que le otorgó el arresto domiciliario, considero que el estado de salud de Suárez debe ser analizado en base a la información médica agregada a la causa", subrayó el fiscal en la apelación.

El juez titular del caso, Rodolfo Canicoba Corral, había rechazado la detención domiciliaria en cuatro ocasiones desde que ordenó detener a Suárez, en septiembre de 2016.

En un extenso dictamen, el fiscal enumeró además episodios en los que Suárez se negó a ingerir "alimentos prescriptos de acuerdo con su patología y proporcionados por la unidad penitenciaria", o a concurrir a "determinadas interconsultas programadas en instituciones extramuros".

Además, el fiscal subrayó que "se impone señalar que el cuadro de alcoholismo que supuestamente habría padecido Suárez no surge de ninguno de los informes médicos practicados" desde su detención.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »