Por: Damián Juárez
djuarez@cronica.com.ar

Cambiemos terminó de confirmar su lista de legisladores para la competitiva provincia de Buenos Aires en las PASO del 13 de agosto: la nómina de senadores nacionales estará integrada por Esteban Bullrich y Gladys González, mientras que para la lista de diputados nacionales serán anotados Graciela Ocaña como cabeza de la boleta, seguida por Héctor "Toty" Flores, Guillermo Montenegro, Marcela Campagnoli y Fabio Quetglas.

La nota la dio el neurocientífico Facundo Manes, quien pretendía ser el cabeza de la lista de diputados nacionales de la coalición en representación del radicalismo y, al no lograrlo, decidió retirar su candidatura.

En este contexto, además del PRO, resultó ganadora de la puja Elisa Carrió, quien colocó como candidatos a "Toty" Flores, la cara visible de la Coalición Cívica en la provincia de Buenos Aires, y a Marcela Campagnoli, otra dirigente de su partido, quien es hermana del fiscal José María Campagnoli, reconocido por investigaciones de alto impacto y por su enfrentamiento con el kirchnerismo.

Macri puso, obviamente, a la primera de la lista de diputados, Graciela Ocaña, y a Guillermo Montenegro, un histórico del riñón del Presidente, quien lo había acompañado en la gestión en la Ciudad y ahora ocupa la embajada en Uruguay.

El radicalismo, tras la salida de Manes, queda relegado a quinto lugar en la lista de legisladores, con el académico Quetglas.

Macri, en tanto, salió a "mostrar" a Esteban Bullrich, su candidato a senador en la provincia, al realizar una visita a la Villa Olímpica cercana al Parque de la Ciudad, en el sur porteño (ver página 4).

"Gestión y cercanía"

Aunque la campaña formalmente no comenzó, para Cambiemos arrancará mañana, con el primer timbreo con los nombres de candidatos confirmados.

Habrá dos ejes del mensaje: cercanía y gestión. O sea, mostrarse cerca del vecino y comunicar logros de la gestión de Macri y de Vidal. Se intentará calcar en la provincia la campaña que llevó a la gobernadora a imponerse en 2015.

Las encuestas, afirman distintas fuentes de Cambiemos, les sonríen. En un escenario con Cristina candidata, afirman estar siete puntos arriba (40 a 33), ya que sostienen que habrá más polarización. Sin Cristina en la boleta, la diferencia se achica, con crecimientos de Randazzo y de Massa, pero en todos los casos hay confianza en que ganarán las elecciones en el distrito electoral más grande del país.

El 30 de junio habrá una cumbre grande de Cambiemos bonaerense en Vicente López, donde se afinarán los detalles de la campaña. Se evitarán los actos masivos -aunque sí habrá un cierre-, el eje estará en redes sociales y en timbreos y cercanía con el votante. "Es el manual Durán Barba", aseguró a "Crónica" un allegado al armado electoral.

Las caminatas apuntarán al conurbano, donde Cristina Fernández de Kirchner tiene altos índices de aprobación, sobre todo en La Matanza, Lomas de Zamora, Quilmes, Almirante Brown y Avellaneda, donde el gobierno registra los índices de adhesión más bajos. Son distritos con muchos votos, donde abundan los intendentes peronistas y la situación económica se hace sentir.